Militares estadounidenses y jordanos podrían estar preparando una masiva invasión a Siria, sugieren los informes de inteligencia recopilados por drones de vigilancia.

Según informes, Damasco está en alerta máxima después que unos 400 vehículos militares estadounidenses y jordanos fueran descubiertos emplazados ubicados en una base militar jordana cerca de la frontera con el desierto sirio.

Los contingentes extranjeros podrían lanzar una incursión para ayudar a sus aliados del Ejército Libre Sirio (ELS) atrincherados ​​en el paso fronterizo de Al-Tanf.

Sólo en el 2017, las fuerzas del ELS han entrado en Sweida y Deir Ezzor mientras también se aproximan peligrosamente a Palmira y Damasco, zonas bajo control del Ejército Árabe Sirio (EAS).

En respuesta a la inminente invasión, el EAS ha iniciado una ofensiva a gran escala a lo largo de la carretera Damasco-Bagdad en un intento por expulsar a los rebeldes del ELS del paso fronterizo de Al-Tanf.

Las fotos validan los informes anteriores de una fuente militar que adviritó a Al-Masdar News de una importante concentración de tropas jordanas y estadounidenses en la frontera siria.