Un granjero de forma ingeniosa celebró Día de la Victoria y de paso «historicamente» dejarles las cosas en claro a los países occidentales.