El Día de la Victoria sobre la Alemania nazi, que Rusia conmemora el 9 de mayo, ha sido y será un símbolo del patriotismo y la grandeza espiritual del pueblo ruso, declaró el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, en su mensaje de felicitación a los conciudadanos.

«Es una fecha que está inscrita para siempre en la historia de la humanidad, ha sido y será un símbolo de un auténtico patriotismo y la grandeza espiritual de nuestro pueblo que, al aguantar las duras pruebas de la más encarnizada guerra de todos los tiempos, defendió la libertad y la independencia de su tierra natal y liberó a Europa del nazismo», dice el mensaje del titular de Defensa publicado en la página web oficial de la entidad castrense rusa.

Añadió que Rusia entera recuerda y respeta «la hazaña de los guerreros soviéticos en los campos de batalla y la abnegación de los trabajadores de la retaguardia».

«Para nosotros es sagrada la memoria de quienes sacrificaron su vida por la Gran Victoria», expresó el ministro.

Según Shoigú, los defensores de la patria de hoy en día continúan con dignidad las gloriosas tradiciones militares de los héroes de la Gran Guerra Patria: «Cumplen honestamente con su deber militar, protegen la seguridad del país y luchan con éxito contra el terrorismo internacional».

El 9 de mayo Rusia celebra la fiesta nacional del Día de la Victoria en la Gran Guerra Patria, un capítulo crucial y decisivo de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), en el que el pueblo soviético luchó contra los invasores nazis y sus aliados.

La guerra terminó con la capitulación de Alemania. El Acta de rendición se firmó en las afueras de Berlín el 8 de mayo de 1945 a las 22.43 hora local (el 9 de mayo a las 00.43 hora de Moscú).

Es por esta diferencia horaria que el fin de la Segunda Guerra Mundial se celebra en Europa el 8 de mayo, mientras que en la URSS y luego en Rusia se hace el 9 de mayo.

Etiquetas: ; ;