El presidente de EE.UU., Donald Trump, recibió ayer en la Casa Blanca al ministro de Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, para celebrar una reunión a puerta cerrada en el Despacho Oval.

Esta reunión de ayer con Lavrov será el contacto de más alto nivel de Trump con el Kremlin desde su llegada a la Casa Blanca el pasado 20 de enero.

Previamente a su visita a la Casa Blanca, Lavrov fue recibido en el Departamento de Estado por su homólogo estadounidense, Rex Tillerson, para abordar varios asuntos, entre ellos los conflictos en Ucrania y Siria.

Los encuentros de alto nivel que Lavrov mantuvó ayer en Washington llegó un día después de que Trump anunciara el despido fulminante del ya exdirector del Buró Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, quien lideraba una investigación de los posibles vínculos entre la campaña electoral del magnate y Rusia.

“¿Fue despedido (Comey)? ¡Están bromeando, están bromeando!”, ironizó Lavrov al ser preguntado al respecto por los periodistas mientras posaba ante las cámaras con Tillerson en el Departamento de Estado.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó precisamente hoy que Rusia espera que la destitución de Comey no afecte a las relaciones bilaterales entre Moscú y Washington.

“Confiamos en que esto (la destitución de Comey) no influya de ninguna manera (en las relaciones bilaterales)”, dijo Peskov a la prensa.

La Casa Blanca no ha dado detalles sobre los temas que abordaron ayer Trump y Lavrov, pero la semana pasada el presidente estadounidense y su homólogo ruso, Vladímir Putin, identificaron a Siria como su área prioritaria de diálogo durante la conversación telefónica que mantuvieron.

Según anunció ayer la Casa Blanca, Trump ha autorizado proporcionar armas pesadas a la principal milicia kurdosiria, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, por sus siglas en kurdo) para recuperar la ciudad siria de Al Raqa.

El conflicto en Siria ha complicado en los últimos meses las relaciones entre EE.UU. y Rusia, ya deterioradas bajo la Presidencia de Barack Obama (2009-2017) y que se tensaron más en abril a raíz de la decisión de Trump de ordenar un bombardeo contra una base aérea del régimen sirio.

Lavrov está visitando Washington antes de viajar a Alaska para participar junto a Tillerson en el décimo encuentro ministerial de los países miembros del Consejo del Ártico, que se celebrará hoy.

Etiquetas: ; ; ; ;