Las pérdidas no producidas debido al combate no paran de aumentar entre las filas del ejército ucraniano debido a la epidemia de alcoholismo que hay entre sus filas a lo largo de la zona ATO.

Sobre esto en la reunión informativa ha informado el representante oficial de la milicia de la República Popular de Lugansk, el teniente coronel Andrei Marochko.

«En las subdivisiones de las fuerzas armadas de Ucrania continúa la epidemia del alcoholismo, a consecuencia de esto hay un aumento de las pérdidas no bajo combate», — era notado por él.

«Así, el 14 de mayo, como resultado de la embriaguez alcohólica y un uso inapropiado del arma, un miembro de la 93º brigada mecanizada se ha disparado en el pie con su arma reglamentaria AK-74», — ha informado el teniente coronel.

En la milicia de la RPL anotaron ya varias veces que el estado mental y moral de los dirigentes de los batallones cada vez emperora más, no paran de disparar sus armas cuando están borrachos. Tal es el nivel de alcoholismo que los conduce a la deserción o el suicidio. Incluso, los militares ucranianos se suelen disparar a sí mismo para abandonar la zona ATO.

Antes Marochko declaraba que el sistema de sanciones introducido por la Rada Suprema entre los militares ayudará a normalizar poco la disciplina en las subdivisiones ucranianas.

Fuente