Anteriormente, Turquía no permitió la entrada a la base militar, donde sirven aproximadamente 270 ciudadanos de Alemania, a la delegación de parlamentarios alemanes.

Las autoridades de Alemania pueden retirar su contingente del territorio de Turquía, dijo la canciller alemana, Angela Merkel, cuyas palabras cita la edición The Independent.

“Nosotros continuaremos las conversaciones con Turquía, pero en forma paralela nosotros estudiaremos otras opciones de ubicación a los militares. Esto significa que nosotros vamos a buscar alterativas a la base de “Incirlik”, por ejemplo Jordania”,-dijo Merkel.

Tales duras declaraciones ella hizo después de que Ankara no permitió a la delegación del Bundestag en la base de “Incirlik”, donde como parte del contingente de la OTAN están desplegados unos 270 militares alemanes.

La razón más probable de este paso las autoridades turcas llaman la decisión de Berlín de conceder asilo a un militar, que en Turquía es acusado en participar de la rebelión militar del verano del año 2016.

El verano pasado Turquía tampoco no permitió a los parlamentarios alemanes en la base, después de que el Bundestag reconociera el genocidio armenio (cometido por los turcos otomanos).

Además, recuerda The Independent, a principios de mayo del año 2017, las autoridades alemanas dijeron que no permitirían que los turcos que viven en el país en votar en el referéndum sobre el retorno de la pena de muerte en Turquía. Además, las autoridades de Berlín despertaron la indignación de la parte turca, al prohibir a sus políticos de llevar a cabo en Alemania agitación antes del referéndum para extender los poderes del presidente.

Mientras tanto, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania, Martin Schaefer dijo que el jefe del ente, Sigmar Gabriel, planteó la cuestión de la admisión de la delegación del Bundestag en «Incirlik» en la próxima cumbre de la OTAN en Washington. De acuerdo con Hurriyet, Schaefer llamó las acciones de Ankara de inaceptables.

Fuente