La responsabilidad por la difusión del virus extorsionador WannaCry está parcialmente sobre los gobiernos y los servicios especiales de diferentes países. Sobre esto el presidente de la compañía Microsoft Brad Smith ha escrito en su blog.

Según sus palabras, los gobiernos recogen datos sobre las vulnerabilidades en el software para establecer objetivos, y luego los hackers usan esta información para realizar ciberataques. Smith ha comparado esta situación con el uso de los cohetes «Tomahawk» robados al ejército norteamericano, y ha llamado a las autoridades a entregar toda la información sobre las vulnerabilidades de los programas directamente a sus creadores.

«Veíamos que los datos sobre las vulnerabilidades que recogía la CIA fueron publicados en Wikileaks, ahora los datos sobre las vulnerabilidades robados por la NSA, han afectado a los usuarios a lo largo y ancho de todo el planeta», — ha declarado Smith.

Por la tarde del 12 de mayo comenzaron a aparecer mensajes de contagio en masa desde los ordenadores de los usuarios. Para levantar su bloqueo los hackers exigían una cuantía por mediación de Bitcoin, moneda virtual.

El número más grande de ciberataques fue registrado en Rusia, el objetivo eran los ordenadores de las grandes organizaciones y los departamentos. En Gran Bretaña debido al contagio en masa de ordenadores personales se vio afectado el trabajo 40 centros médicos.

Según The Financial Times, los fundadores del virus han tomado como base el programa nocivo de la NSA, Eternal Blue. La detención de su difusión fue realizada por un programador que ha registrado el dominio iuqerfsodp9ifjaposdfjhgosurijfaewrwergwea.com, esta dirección era adjuntada en el código del virus.

Fuente