Periodista alemán: método violento de golpe de Estado en Ucrania por grupos armados se quiere implantar en Venezuela

A igual que en el golpe de Estado de Ucrania contra el presidente Viktor Yanukóvich en 2014 algunos sectores de la derecha promueven la violencia para hacerse del poder político en el país (República Bolivariana de Venezuela), señaló el viernes pasado un grupo de internacionalistas y expertos en comunicación.

Como en Ucrania la derecha utiliza la violencia en Venezuela para intentar derrocar al gobierno.

Durante el programa especial -Venezuela y Ucrania, el mismo guión-, que emitió este sábado Venezolana de Televisión, Laila Tajeldine, internacionalista, recordó como grupos fascistas con apoyo de Estados Unidos llevaron a cabo acciones de calles violentas que para desarrollar una campaña mediática que justificara un golpe de Estado contra el entonces presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich.

«Antes de darse ese golpe, ya venia el proceso de Yanukovich advirtiendo que los actores neo-fascistas que intentaban imponerse en el territorio de Ucrania, venia una (aglomeración) internacional que los estaba financiado, que los estaba entrenando y posteriormente vemos como terminó en un golpe de Estado, que también lo presidieron acciones violentas en las calles», comentó.

De esta manera, el gobierno de los Estados Unidos ha desarrollado una serie de tácticas para impulsar un golpe de Estado, acotó. «Los está aplicando de una forma más, en el caso de Venezuela», alertó.

En este sentido, el periodista Alemán Andrés Scheer indicó que los factores de oposición de Ucrania impulsaron la protesta bajo demandas puntuales y paulatinamente emplearon grupos radicales que les facilitó atentar de forma directa contra el Gobierno legal en esa nación.

«Aquí en Venezuela también habían manifestaciones pacíficas en la oposición con demandas concretas pero que cada día están remplazando las manifestaciones pacíficas con focos violentos, cierre de avenidas, asesinatos selectivos (…) obvio que hay paralelismos y hay que preguntarnos para quién sirve ¿quien está detrás de la violencia?».

Ante las diferencias en el contexto político de Ucrania y la actualidad de Venezuela, la arremetida de violencia deriva de la existencia de Estados independientes que rechazan las pretensiones injerencistas de poderes imperiales como la Unión Europea, Alemania o Estados Unidos.

«Si hablamos de paralelismos, si los hay, tanto como en Ucrania y Venezuela hay gobiernos que no cumplieron las demanda de los imperios (…) que necesitan o piden gobiernos serviles», dijo Scheer a la vez que resaltó el papel que juegan los medios de comunicación para proyectar pequeños focos de violencia, como grandes oleadas de protesta.

«Eso es crucial porque si yo presentó un foco violento como una manifestación popular ya estoy construyendo una matriz».

Asimismo Antonio Fraje miembro del sindicato de periodistas del Reino Unido explicó que los medios convencionales permiten desarrollar una campaña de mentiras y difamaciones contra gobiernos progresistas y justificar la violencia. «Es indispensable para que estos grupos neo-fascistas puedan distraer la atención y justificar sus agresiones».

“En Ucrania tuvimos una protestas pacíficas con algunos motivos políticos que compartías o no. En Maidán entraron después grupos armados violentos que empezaron a dominar esas protestas pacíficas hasta que estalló el golpe de estado y una guerra civil (Donbass). En Kiev lo mismo, con varios muertos y el derrumbe del gobierno electo”, resaltó el periodista alemán Andrés Sheer, entrevistado en un Programa Especial que transmitió este sábado VTV.

“En Venezuela hay una situación donde había manifestaciones pacíficas opositoras, con demandas concretas que podías o no compartirlas, pero cada día están reemplazando las manifestaciones con focos violentos, guarimbas, cierre de calles, asesinatos selectivos y para mí, es obvio que hay paralelismo y tenemos que preguntarnos ¿para qué sirven, quién está detrás de esta violencia y para qué esa violencia?”, apuntó el periodista de Jungle Welt, en Alemania.

Sheer comentó que uno de los grupos que tomaron el poder en Ucrania en 2014, después de los actos de violencia política callejera, es la Unión de Nacionalistas Ucranianos, cuyos dirigentes están basados en líderes históricos de la llamada “Resistencia” ucraniana que durante la segunda Guerra Mundial colaboraban con la Alemania nazi de Adolf Hitler contra el ejército rojo de la Unión Soviética (URSS).

“Si consideramos que su líder (Stepan Bandera) es un criminal de guerra nazi, colaborador de la Alemania nazi y fascista y luchaba contra su propio país, porque Ucrania era parte de Unión Soviética en aquella época, no tengo otras palabras que son neonazis que apoyan al fascismo y controlan el poder en Ucrania”.