Después de los duros combates, las fuerzas de la coalición internacional y el ejército iraquí consiguió tomar la parte oriental de la ciudad Mosul, los cuerpos de los terroristas del Estado Islámico siembran algunas calles de la ciudad.

A pesar de que los cadáveres descompuesto representan una amenaza para la salud los militares iraquíes no permiten enterrar a los terroristas.

Como declaran los militares iraquíes, quieren que las personas vean como los cadáveres se descomponen y a su vez han prometido que este será el final de todos los terroristas. Los iraquíes no han olvidado  el Estado Islámico capturó la ciudad en 2014, ellos recibieron apoyo por parte de la parte considerable de población suní. Por eso los soldados quieren recordar a los terroristas que no desean rendirse lo que les espera.

Etiquetas: ; ; ;