El gobierno de Siria espera por la ayuda de Rusia en la reactivación de la medicina en el país.

Antes del comienzo del conflicto en Siria, las compañías farmacéuticas locales producían alrededor del 95 por ciento de todos los medicamentos esenciales, algunos de ellos fueron exportados. Ahora, la mayoría de las plantas se encontraban en el territorio controlado por los terroristas. Debido a la escasez de medicamentos está sufriendo la población civil que carece de los medicamentos más esenciales.

Las sanciones occidentales han dado lugar de que los equipos médicos y farmacológicos estén inactivos por falta de piezas. La producción de muchos fármacos es imposible, ya que se ha prohibido las importaciones de componentes. Las autoridades sirias esperan, que Rusia proporcione ayuda en el suministro de equipos y medicamentos.

Fuente