Unos 150 insurgentes islámicos afiliados al Jaish al-Islam (Ejército del Islam), grupo respaldado por Arabia Saudí, se han trasladado a Douma después de su derrota en los distritos damáscenos de Qaboun y Tishrin, donde no pudieron resistir los ataques incesantes de la 4ª División Mecanizada.

Los combatientes yihadistas llegaron en la noche del domingo a la fortaleza de Jaish al-Islam en Douma, después de que se negaran a ser transferidos a Idlib, que está bajo el control total de la rama siria de al-Qaeda, Hay’at Tahrir al-Sham (HTS) y Jaish al-Fateh.

Ahrar al-Sham asaltó todas las sedes y bases de Jaish al-Islam en el norte de Idlib, atacando toda presencia de Jaish al-Islam en el norte de Siria, por lo que el traslado a Idlib sería una sentencia de muerte de facto para los militantes de Jaish al-Islam.

Fuentes de la oposición informaron que los túneles utilizados por los combatientes para evacuar Qaboun hacia Ghouta oriental estaban conectados a un área en la zona de control de Faylaq al-Rahman, grupo respaldado por Catar. Estos obligaron a los militantes de Jaish al-Islam a entregar sus armas antes de ser escoltados hasta Douma.

Con Ejército sirio haciendo presión alrededor del este de Ghouta, las sangrientas luchas internas yihadistas que ya habían cobrado la vida de cientos se intensifican a medida que las facciones rivales luchan por los escasos recursos y la limitada influencia de los suburbios de Damasco.

Etiquetas: ; ; ;