Un grupo de estudiantes de un colegio de secundaria en EE.UU. fueron rociados con gas pimienta por un profesor y expolicía como parte de una clase de Ciencias Criminales.

Aunque la ‘lección’ fue voluntaria y los padres de los estudiantes tuvieron que firmar un permiso, el video de lo ocurrido deja una sensación aterradora, ya que todos los jóvenes terminan gritando presa del insoportable dolor.

En el video, publicado por el portal Blue Lives Matter, un grupo de estudiantes voluntarios aparecen alineados de espaldas contra una pared, cuando el instructor se acerca a cada uno de ellos, diciéndoles: «Deja de resistirte, ríndete por favor«, después de lo cual les rocía en la cara aerosol de pimienta.

Uno tras otro, los estudiantes empiezan a gritar y a sufrir por el terrible dolor, mientras un policía uniformado transita entre ellos, consolándolos. También se escuchan risas, supuestamente de los estudiantes que no participaron en este experimento. Finalmente una chica se separa a ciegas del grupo y exclama repetidamente que «tiene que irse», después de lo cual los demás estudiantes ayudan a sus compañeros voluntarios a irse, incapaces de abrir sus ojos por el efecto del gas.

Este gas causa una fuerte irritación y sensación de ardor de ojos y de nariz que se prolonga entre 30 minutos y una hora, según explicó el instructor a los padres en una advertencia que tenían que firmar. «Es un experiencia controlada y segura para los estudiantes y es totalmente voluntaria», rezaba el texto de la advertencia.

Los efectos dolorosos del espray de pimienta son incesantes, y el agua solo reduce el tiempo que duran sus efectos.

El padre de una de las participantes del experimento, un policía con 27 años de experiencia, escribió un comentario para la publicación en el afirma que fue su hija (la segunda por la derecha) gritaba más que los demás porque abrió la boca cuando la rociaron con el gas, por lo que su efecto fue aún peor.

Mientras muchos comentaristas escriben que no permitirían a sus hijos participar en un experimento tan doloroso, este padre considera que fue una buena «experiencia educativa». El instructor que condujo la práctica, un exjefe de la policía, publicó recientemente otro video en el que usa un ‘taser’, una arma de electrochoque muy dolorosa, contra cinco estudiantes que acaban de inmediato tendidos en el suelo.

Etiquetas: ; ;