El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, restó importancia a la orden que más temprano emitió el Gobierno de Venezuela para militarizar la frontera común a raíz de recientes actos de violencia que, dijo, se registran en la región.

«Me he enterado de eso (de la decisión de militarizar la frontera), si eso quiere decir mejorar la seguridad en la frontera, pues bienvenido sea (…) todos queremos una frontera más segura», dijo Santos a periodistas tras llegar a la base aérea Andrews de EEUU, donde inició una visita oficial de dos días.

Preguntado acerca de si dicha militarización preocupa a Colombia, Santos remarcó que va a ver «qué significa» y repitió que si el propósito es reforzar la seguridad, la medida es «bienvenida».

Más temprano, el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, ordenó el despliegue de militares en el estado Táchira (oeste de Venezuela), fronterizo con Colombia, como parte de la segunda fase del Plan Zamora, ante los últimos hechos de violencia registrados en la zona.

«A partir de este mismo momento ya he ordenado el traslado de 2.000 guardias nacionales a esa entidad y he ordenado trasladar también 600 tropas de operaciones especiales para cumplir con esta segunda fase del Plan Zamora, en el más estricto apego a la Constitución», informó el funcionario a través del canal estatal Venezolana de Televisión.

El Plan Zamora fue adoptado en abril por el Gobierno venezolano ante una propuesta de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para mantener el orden interno y contrarrestar intentos de golpe de Estado, así como la «amenaza terrorista».

López señaló que el martes se registró en la capital de Táchira «un hecho sin precedentes», ya que al menos 100 manifestantes realizaron un ataque con piedras y bombas molotov contra una instalación militar en el que resultó herido el comandante de la tropa.

La militarización de la frontera se da luego de que la canciller de Colombia, María Ángela Holguín, anunció que el embajador de Colombia en Caracas, Ricardo Lozano, se mantendrá en consultas en Bogotá y por ahora no regresará a Venezuela.

«El embajador Ricardo Lozano se mantiene aquí en Colombia, no va a volver por el momento y vamos a ver si en las próximas semanas, en la reunión de la OEA (Organización de los Estados Americanos), y si logramos una reunión de presidentes en Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), se fija una posición frente a Venezuela», dijo la ministra Holguín durante un debate en el Senado de Colombia.

La ministra señaló también que Colombia ha hecho «lo humanamente posible para que se sienten los venezolanos a hacer unos acuerdos a mediano y largo plazo».

Destacó que la posición del Gobierno de Santos es creer en el diálogo para superar la situación de crisis del vecino país.

Etiquetas: ; ;