Equipos de la sección antiterrorista de la policía de esta ciudad llevaron a cabo hoy una operación contra presuntos integrantes del Estado Islámico en Turquía, en la que se realizaron 17 detenciones.

La policía practicó redadas simultáneas en seis domicilios, donde presuntamente la organización terrorista albergaba a miembros de sus células, distribuidos por cuatro distritos de Estambul.

Cinco de los detenidos fueron acusados de integrar estas células, mientras que los otros 12, todos ellos extranjeros, se preparaban para ir a combatir en Siria e Iraq, según presumen las autoridades a partir de llamadas intervenidas y la documentación hallada.

Una importante cantidad de información y archivos digitales fueron incautados durante la operación de esta madrugada, informaron las fuentes policiales.