El neonazi sueco y antiguo miembro del Ku-Klux-Klán, el francotirador Mikael Shillt ha narrado sobre las operaciones militares en el Sudeste de Ucrania donde tomó parte hasta agosto de 2015.  

La edición noruega «Det hvite raseriet», publicación realizada por «InoSMI», anota que Shillt se convirtió en una persona conocida en Kiev: sus publicaciones en redes sociales son seguidas por miles personas, además fue entrevistado por Newsweek y la BBC.

«Sé que puedo matar a una persona sin remordimientos de conciencia. Pero esta seguridad me asusta terriblemente. Cada día. Todo el tiempo que estuve desde agosto de 2015 hasta la última vez que pisé el frente, para mí es terrible. Es terrible porque se puede dar la situación donde yo pueda perder el control y mate de forma automática a las personas», – ha contado él a la edición.

Shillt trabajaba en la construcción, y en febrero de 2014 viajó a Ucrania, para unirse al batallón Azov donde había legionarios extranjeros. Él ha contado que estuvo allí junto con siete suecos y un noruego.

«He visto a través del visor óptico un soldado ruso y  disparado. «¡Dios mío! – he pensado –. ¡Al diablo!» Era tanta la distancia que no podía oír su grito pero veía a través del visor óptico que estaba gravemente herido. Pienso que fue algo muy doloroso el impacto recibido. Esto causó estrés a mi ayudante. Al fin y al cabo, él era quien me daba la información sobre la distancia y la velocidad del viento», – ha contado Shillt.

«Él me gritó muy fuerte: ¡Tres grados más arriba! Entonces he levantado de nuevo el rifle y he pensado: tenemos que acabar todo esto correctamente. Pero yo acerté a dar en la cadera», – ha añadido él.

La decisión de viajar a Ucrania, ha explicado Shillt, es debido a su deseo de combatir en el frente «juntos con sus hermanos de misma ideología».

«Si los rusos capturan Ucrania, después de esto capturarán Finlandia. Y desde allí, sólo hay dos pasos hasta Estocolmo», – ha dicho él.

«Recuerdo que maté a una persona cuando ésta estaba orinando», – ha añadido Shillt.

A la pregunta de cuántas personas él ha matado, Shillt ha respondido: «Expressen ha escrito: 20 personas. No negaba esta cifra».

«Regresé a casa hace nueve meses, pero cada día quiero decir a mi esposa: ¡Al infierno!, yo me voy – ha confesado él–, si alguien de repente me llama hoy y dice: salimos para Moscú a combatir … Entonces de nada sirve lo que diga mi esposa o el niño. La quiero. ¡Pero espero que todo vaya bien!»

Se ha estado informado en repetidas ocasiones que en el Donbass parte de los miembros de un grupo de soldados ucranianos lo conforman legionarios extranjeros se ha informado en repetidas ocasiones. Así, en octubre del año pasado los exploradores de la República Popular de Donetsk ha contabilizado hasta 80 mercenarios de Italia y Francia en el aeródromo de Kramatorsk subordinados a los mandos ucranianos. También había presencia de legionarios de Georgia y Polonia.

Recordemos, Moscú declaraba varias veces que no era participante en la guerra del Donbass, no es parte de este conflicto interno en Ucrania, además mostraba su interés porque supere la crisis política y económica.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ; ; ;