El Tribunal Supremo de Brasil confirmó la apertura de una averiguación Su partido firmó la petición para adelantar un impeachment en su contra

El Gobierno ilegítimo de Brasil está al borde del abismo. Ayer el Tribunal Supremo Federal (TSF) confirmó la apertura de una investigación contra el presidente no electo, Michel Temer, por obstrucción a la justicia, después de que una grabación revelase sus maniobras con un empresario para comprar el silencio de un antiguo aliado político, ahora encarcelado por corrupción, reseñan medios locales.

El pedido de apertura de investigación fue realizado por el juez del TSF, Edson Fachin. Ahora Temer podría enfrentar un juicio similar al que él impulsó contra Rousseff y que acabó con la remoción de la mandataria, electa con más de 54 millones de votos.

El audio revelado la noche del pasado miércoles fue grabado el 10 de marzo pasado y en él se escucha al presidente de facto hablando con uno de los propietarios de la empresa cárnica JBS, Joesley Batista, y dándole su autorización para el pago de 2 millones de reales (637.000 dólares) para comprar el silencio del diputado Eduardo Cuhna (PMDB), preso por corrupción.

Temer ya había sido acusado de corrupción en el caso Odebrecht, pero hasta ahora no existían pruebas. La Constitución de Brasil establece que el presidente solo puede ser investigado por actos cometidos durante el ejercicio de su mandato y con la autorización del TSF.

AMENAZA DE DESTITUCIÓN

Partidos políticos de oposición e inclusive aliados al Gobierno, como el Socialista Brasileño, debatían ayer la presentación conjunta de un pedido de impeachment contra Temer.

Consideran que la grabación constituye una “grave” irregularidad, según dijo el diputado de Red Sustentable, Alessandro Molon.

Pero hay otras movidas más pesadas. El Partido Socialdemócrata (PSDB), que es socio de Temer, no solo amenaza con salir de la coalición de Gobierno –lo que paralizaría a la actual gestión del Ejecutivo y al Congreso– sino que además analiza pedir la renuncia del Temer.

En tanto, el socialista PSB, que tiene un ministro en el Gobierno, afirmó que la situación de Temer “es insostenible”.

Por si todo lo anterior fuese poco, los jueces del Tribunal Supremo Electoral deben decidir, el próximo 6 de junio, si anulan la victoria conferida a la fórmula Rousseff-Temer por uso indebido de fondos no declarados.

ALLANAMIENTOS, DETENCIONES Y PROTESTAS

Brasilia y Río de Janeiro amanecieron ayer en medio de allanamientos y detenciones por parte la Policía Federal.

El diputado Rodrigo Rocha, que fue asesor especial de Temer hasta marzo último, fue detenido. Y las oficinas de Aécio Neves, presidente del Partido Socialdemócrata de Brasil, fueron allanadas en el Congreso por los agentes de la Federal.

Neves es uno de los mencionados en la grabación realizada por Batista. Este empresario cuenta, en su delación, que el jefe del PSDB le pidió explícitamente una coima de 20 millones de dólares.

Ante la revelación, el TSF ordenó la destitución del senador y su arresto. Los efectivos policiales allanaron temprano en la mañana los domicilios del parlamentario en Río de Janeiro y en Brasilia.

El juez Fachin ordenó también la detención de la hermana de Neves, Andrea, quien ya fue capturada.

Otro de los detenidos fue el fiscal de la Corte Electoral, Angelo Goulart Villela. Los agentes allanaron su oficina para recoger pruebas que lo involucran en el escándalo de las grabaciones.

Entre tanto, se produjeron manifestaciones en Brasilia y en Sao Paulo en demanda de la salida del jefe de Estado.

La consigna que se propagó es: “Fuera Temer. Elecciones directas ya”. La respuesta oficial fue represión en las inmediaciones de la casa de gobierno brasileña; policías arrojaron gases lacrimógenos contra los manifestantes que se habían acercado al edificio.

El palacio amaneció protegido por un fuerte operativo policial y del Ejército para impedir, según dijeron, que los manifestantes entren a ese edificio.
No obstante, las expresiones de profundo malestar público se mantuvieron ayer de otras maneras. Los autos que pasaban frente al palacio presidencial tocaban bocinas y gritaban: “Elecciones ya”.
____________
Asegura que no renunciará

El presidente de facto de Brasil, Michel Temer, afirmó ayer que no renunciará al cargo luego de que se abriera una investigación en el Tribunal Supremo Federal (TSF) al presentarse unas grabaciones como prueba material del soborno para comprar el silencio del expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, para que no revelara detalles de la trama de corrupción de Petrobras, reseña Telesur.

“Jamás autoricé pagarle a nadie para que se quedase callado”, afirmó Temer y añadió: “Quiero enfatizar que se haga la investigación que solicitó el Tribunal Supremo, allí surgirán todas las explicaciones y en el Supremo demostraré que no tuve nada que ver”.

Para el experto brasileño, Breno Altman, “Temer lucha desesperadamente por su libertad y su puesto como presidente usurpador. Si sale de la presidencia caerá preso por las acusaciones de corrupción. Sus condiciones políticas son cada vez peores”. Ahora Temer es investigado oficialmente por el caso de corrupción de Lava Jato, luego que el diario O Globo revelara el contenido de una grabación en la que se le escucha dando su aval a un esquema de pago de sobornos.
____________
Pánico invade a la bolsa de Sao Paulo

Antes de conocerse la decisión del Tribunal Supremo Federal (TSF) de Brasil de abrir una investigación contra el presidente Michel Temer, la revelación de las grabaciones desataron el pánico en los mercados, hasta ahora los grandes aliados del Gobierno, reseñan medios brasileños.

Desde el hundimiento de Lehman Brothers, en 2008, la Bolsa de Sao Paulo no había vivido una jornada de miedo como la de ayer. El mercado bursátil de la capital financiera brasileña se desplomó a tal punto que tuvieron que suspender las cotizaciones veinte minutos después de su apertura. El corte duró media hora, pero prosiguieron las fuertes caídas.

El Banco Central (BCB) afirmó en un comunicado antes de la apertura de la bolsa que “vigila el impacto de las informaciones divulgadas por la prensa” y que “actuará para mantener el pleno funcionamiento de los mercados”. La política monetaria, añadió, “seguirá focalizada en sus objetivos tradicionales”. A las 10H22 locales el dólar se negociaba a 3,315 reales, frente a 3,134 reales al cierre del pasado miércoles, con una desvalorización de 5,46% de la divisa brasileña.