El tribunal alemán condenó a un refugiado sirio a cinco años de prisión por ser miembro del grupo terrorista Estado Islámico y planificar un ataque terrorista.

El viernes, Shaas al-Muhammad, de 20 años de edad, fue declarado culpable por un tribunal de Berlín, acusado de tener vínculos con el Estado Islámico y de preparar un ataque en Berlín, que nunca se había llevado a cabo gracias a la rápida reacción de los agentes alemanes. Apoyó al EI en al menos 150 ocasiones hasta ser detenido en marzo del año pasado y es «convencido militante de la organización terrorista más peligrosa en estos momentos».

El tribunal ha considerado probado que desde 2013 formó parte de un comando del EI en Siria; recibió formación religiosa y militar, participó en el cerco al aeropuerto de Deir al Zur y a esa localidad y después realizó diversos viajes para suministrar alimentos al campamento desplegado por el grupo terrorista en la zona. Desde el país de acogida mantuvo comunicación continua con miembros de la organización en Siria, se ofreció como «hombre de contacto» en Alemania y realizó «actividades de espionaje».

Llegó a Alemania en agosto de 2015 a través de la ruta de los Balcanes como solicitante de asilo.

Siendo menor de edad, de acuerdo con el veredicto del juicio, al-Muhammad comenzará a cumplir su condena en una prisión juvenil.

Esta no es la primera vez que un ciudadano sirio es condenado en Alemania. El 10 de abril, un refugiado sirio de 16 años de edad fue condenado por complot de un atentado con bomba y fue condenado a 2 años de prisión.

Etiquetas: ; ; ;