El mandatario de Ecuador, Rafael Correa, presidirá hoy la última ceremonia de cambio de guardia en el Palacio de Carondelet, como dignatario, cargo en el cual será sucedido por el presidente Lenín Moreno, dentro de dos días.

El acto, que se lleva a cabo todos los lunes, por parte de los granaderos de Tarqui, defensores de la sede presidencial y de su máximo representante, reúne en la Plaza Grande, ubicada frente al inmueble, a numerosos ecuatorianos y visitantes extranjeros.

Asimismo, constituye un momento especial en el cual el gobernante sale al balcón y saluda a la ciudadanía que le ofrece muestras de cariño y respeto con frases, cantos, pancartas, globos y banderas.

Cada semana hay invitados especiales que acompañan al mandatario en el balcón del Palacio.

En esta ocasión, la ceremonia tendrá una connotación especial, pues el líder se despedirá de su pueblo en Quito y desde la edificación que lo acogió por 10 años, tiempo durante el cual dirigió los destinos de este país sudamericano e implementó numerosas políticas en favor de los ecuatorianos, y en especial de los sectores más vulnerables.

Correa culminará su mandato este miércoles, cuando preste juramento Moreno, electo junto a su compañero de binomio, Jorge Glas, quien retuvo el cargo de vicemandatario en el balotaje efectuado el pasado 2 de abril.

El 51,16 por ciento de los votantes concedió la victoria al dúo del gubernamental Movimiento Alianza PAIS para el período 2017-2021,frente al 48,84 obtenido por la coalición opositora CREO-SUMA, representada por Guillermo Lasso y Andrés Páez.

Etiquetas: ; ; ; ;