Washington puede reemplazar los subsidios militares a varios países extranjeros por préstamos, lo que podría poner fin al suministro de armas y de ayuda logística valorados en millones de dólares, informa The Wall Street Journal.

Esta medida está incluida en un reciente proyecto presupuestario de la Administración Trump al que ha tenido acceso el diario estadounidense.

De acuerdo con este documento, que circuló entre los empleados del Departamento de Estado, entre los países que pueden verse afectados por la medida figuran Ucrania, Colombia, Pakistán, Túnez, Líbano, Colombia, Filipinas, Vietnam y otros.

En la actualidad, los subsidios militares permiten a los países aliados de EEUU adquirir municiones estadounidenses, transportes terrestres, aviones y barcos.

Al mismo tiempo, se mantendrán las subvenciones a países como Israel ($ 3.100 millones), Egipto ($ 1.300 millones) y Jordania ($ 250 millones).

«Sin esa asistencia, los socios es probable que se estanquen en su desarrollo y en el mantenimiento de su capacidad militar o recurran a otros países, como Rusia y China», según se recoge en el documento.

La transición al sistema de créditos, de acuerdo con esta evaluación, no será eficaz, ya que la mayoría de estos países o no van a querer solicitar préstamos o no podrán cumplir con los requisitos para pedirlos.

Anteriormente, la Administración Trump presentó el proyecto de presupuesto para 2018, que prevé la reducción de los costos del Departamento de Estado en un 28%, mientras que los gastos del Departamento de Defensa aumentarán un 10%.

El proyecto de presupuesto final de Trump se dará a conocer el 23 de mayo.