El lunes al sudeste de Homs ha llegado una gran columna de refuerzos del ejército gubernamental.

Consistía en algunos centenares de combatientes, los cuales habían sido instalados anteriormente en las provincias de Damasco y Aleppo. Esta agrupación es desenvuelta para la fase siguiente que tiene como objetivo la liberación de la región Arack y el avance en la dirección Deyr-ez-Zora.

El domingo el ejército gubernamental rompió los ataques en Abu-Alayya, Khattab, la Dzhibb-ale-dzharrah y Al-Barhutiya. Los terroristas durante 24 horas asaltaban continuamente las posiciones del ejército sirio pero sin obtener ningún éxito. El resultado de los choques ha dejado 20 terroristas eliminados y dos furgonetas destruidas.