Diputado de la Asamblea Nacional de Hungría, Marton Gengeshi.

Los habitantes de la región de Ucrania fueron atacados por radicales ucranianos molestos por la aparición de estelas escritas en húngaro.

El diputado de la Asamblea Nacional de Hungría, vicepresidente del Comité de Asuntos Internacionales y suplente del dirigente del Movimiento por una Hungría Mejor (Jobbik) Marton Gengeshi ha comentado los ataques a los activistas húngaros en Transcarpatia.

— La política de Kiev respecto a la minoría húngara en Transcarpatia —  es insolente, cínica e infantil. Si Ucrania no reconoce que es un país multiétnico, multiconfesional y multinacional, y continúa con esta actitud arrogante, que en pleno siglo XXI es completamente inaceptable, los mismo políticos ucranianos están cavando la tumba a Ucrania como un estado nacional, — ha dicho Gengeshi.

Él ha aclarado que los húngaros viven en el territorio de Transcarpatia  desde hace muchos siglos y antes siempre se les había permitido hablar su lengua.

— Los países occidentales tratan de atraer a Ucrania e integrar Kiev en su esfera. Pero qué vemos: Ucrania desdeña el derecho internacional y la carta internacional, la cual protege los derechos de las minorías nacionales y étnicas. Esto es indignante, — ha concluido el diputado.

Recordemos, hace algunos días atrás la agrupación radical ucraniana «Fraternidad» atacaban a personas que ellos reconocían como separatistas húngaros.


Jobbik: El Movimiento por una Hungría Mejor es un partido político nacionalista y ultraderechista de Hungría, fundado en 2003. En las elecciones europeas de 2009 consiguió 3 escaños al Parlamento Europeo, situándose como la tercera fuerza más votada en Hungría durante dichos comicios.

Es considerado un partido de extrema derecha con claros tintes filofascistas, como así refleja la organización, simbología y vestimenta de su organización paramilitar denominada «Guardia Húngara». Se define a sí mismo como un partido radical, conservador, cristiano y patriota, cuyo objetivo es la defensa de los valores e intereses húngaros dentro de sus fronteras.

Guardia Húngara: Existió entre 2007 y 2009, fecha en que fue disuelta tras una orden judicial. La prensa internacional y sus oponentes políticos, como el antiguo Primer ministro húngaro Ferenc Gyurcsány, la denominaron como una organización neo-fascista, neo-nazi, similar a los camisas pardas («SA») de Hitler en la Alemania nazi o al Partido de la Cruz Flechada.


Fuente