Cientos de civiles continuaron huyendo del oeste de Mosul a través de rutas abiertas por la Policía Federal iraquí en la Ciudad Vieja, lo cual mantiene hoy a los terroristas del Estado Islámico en máxima alerta.

El jefe de la Policía Federal, Shaker Jawdat, dijo a la agencia kurda Rudaw que efectivos de las fuerzas de seguridad utilizaron el jueves buldócer y tractores para derribar barricadas instaladas por los extremistas alrededor del casco histórico de la segunda ciudad de Iraq.

Gracias a esas maniobras, se habilitaron también otras rutas para suministros logísticos a las tropas en un área que abarca desde la Ciudad Vieja hasta Badush, en el extremo norte de Mosul, capital de la provincia septentrional de Nínive.

Desde tempranas horas del jueves la Policía rodeó el centro antiguo de la urbe por su lado sur, la Fuerza de Respuesta Rápida del Ministerio del Interior hizo lo propio por el este y el Servicio Antiterrorista se posicionó por los flancos oeste y norte, precisó Jawdat.

Este viernes, unidades de zapadores recibieron la orden de empezar a desmantelar minas terrestres sembradas por el Estado Islámico (EI) mientras tropas de élite avanzaron en dirección al centro de la Ciudad Vieja, donde se estima que quedan todavía unos 200 combatientes fundamentalistas sunnitas.

Por su lado, el canal AlSumaria reportó que miembros del Daesh, acrónimo árabe de EI, están hoy en máxima alerta después de que tres de sus sedes fueron asaltadas en el centro de Baaj, poblado estratégico en el oeste de Nínive muy próximo a las fronteras iraquí-iraníes.

Según ese medio, durante el ataque de la aviación habría muerto el ’emir’ (caudillo) de Baaj’, donde los movimientos en el oriente y norte fueron prohibidos e impera un ambiente caótico desde ayer, pues decenas de extremistas salieron a las calles principales.

Aviones de combate bombardearon una carretera rural a unos 10 kilómetros de esa localidad y causaron decenas de muertos y heridos, incluidos acompañantes del aludido jefe terrorista, además de que cinco carros artillados fueron incendiados.

De forma simultánea a la ofensiva de las tropas regulares, los milicianos chiitas de la Al-Hashd Al-Shaabi (Movilización Popular, MP) progresaron en su apoyo militar al gobierno y liberaron regiones vecinas en la propia Nínive, como Qairawan, y avanzaron hacia Baaj.

Precisamente, el servicio de prensa de la MP reveló que tropas de la Brigada 40 tomaron otra prisión del Daesh dentro de una vivienda en la liberada región de Qairawan que tenía ‘herramientas de tortura’ y era utilizada para detener a mujeres secuestradas de la etnia Yazidi.

Las tropas iraquíes reconquistaron el jueves las aldeas de Kojo, Tal Ghazi, Al-Hatmiya y Qabousiya, en el noreste de Baaj donde aniquilaron a por lo menos 20 terroristas, así como localidades del norte y sur de Biski.

El alcalde de Al-Khales, Udai Al-Khadran dijo a AlSumaria que yihadistas del EI se están desplegando en nuevas posiciones en las aldeas Boubakr, Boawad y Boutaraz situadas en las fronteras entre las provincias iraquíes de Diyala y Salahuddin, poniendo en peligro zonas ya liberadas.

Etiquetas: ; ; ; ;