El presidente no electo Michel Temer decidió retirar el ejército de las calles de Brasilia luego de que la Comisión de DDHH rechazara la acción

Al menos 49 personas resultaron heridas en la reciente manifestación en Brasilia, capital de Brasil, tras recibir disparos por parte de la policía, reseñó Telesur.

Los manifestantes se hallaban en la Explanada de los Ministerios en el marco de las protestas contra el presidente no electo Michel Temer, cuando los policías comenzaron a disparar contra ellos.

Medios locales refieren que los manifestantes rompieron ventanas y atacaron los edificios en la explanada. Temer ordenó desplegar 1.500 efectivos de las Fuerzas Federales a las calles de Brasilia durante una semana para “proteger los edificios de los ministerios”.

REPUDIO A LAS ACCIONES DE TEMER

El Consejo Nacional de Derechos Humanos de Brasil repudió el decreto de Temer, que autorizó la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles de Brasilia

En este sentido, el Consejo emitió un comunicado que cita que rechaza “el uso de las Fuerzas Armadas para reprimir la legítima manifestación de movimientos sociales en la explanada de los ministerios, en Brasilia (…) contra la supresión de derechos constitucionalmente garantizados, tras brutal represión policial contra los manifestantes, poniendo en peligro la estabilidad de las instituciones democráticas y republicanas de este país”.

Horas más tarde, Temer derogó tal acción por considerar que cesaron los “actos vandálicos” y la violencia “(…) queda derogado el decreto del 24 de mayo de 2017, que autoriza el empleo de las Fuerzas Armadas”, publicó el Gobierno en una edición del Diario Oficial.

Por su parte, el Sindicato de Periodistas de Brasilia repudió los actos violentos por parte de los organismos de seguridad contra los periodistas que se encontraban en la movilización del miércoles en la Explanada de los Ministerios, en Brasilia, capital brasileña donde más de 12.000 manifestantes expresaron “Fora Temer”.
______________________________________________
Almagro y la OEA mantienen silencio

La canciller Delcy Rodríguez criticó ayer el silencio de la Organización de Estados Americanos (OEA) y su secretario, Luis Almagro, ante la represión de los cuerpos de seguridad de Brasil, con armas de fuego, a más de 12.000 personas que manifestaron el miércoles contra el gobierno de Michel Temer en Brasilia.

“Inmoralidad de @Almagro_OEA2015 y @OEA_oficial rompen récord al guardar silencio sobre represión en Brasil”, fue el primer tuit que escribió la funcionaria para referirse a la grave situación que vive el pueblo brasileño que exige elecciones en ese país y la renuncia de su presidente.

Asimismo, la canciller Rodríguez rechazó que en el seno de la Organización de Estados Americanos se nieguen a discutir la crisis que vive el pueblo brasileño, mientras nuestro país es víctima de su acoso.

“Coalición de gobiernos que pretenden intervenir a Venezuela reeditan velo imperial sobre Brasil y niegan abordar crisis de este país en la OEA”, escribió la canciller.

Igualmente destacó en otra publicación de su cuenta de red social Twitter que los “mismos gobiernos que destruyeron” la institucionalidad de la Organización de Estados Americanos el pasado 3 de abril “para agredir a Venezuela hoy dicen que no se puede abordar situación de Brasil”.


______________________________________________
Juicio contra Dilma

La expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, pidió una medida cautelar que anule el proceso de juicio político que la destituyó el año pasado y permitió la asunción de Michel Temer. El pedido fue entregado la noche del miércoles por el abogado de Rousseff, José Eduardo Cardozo, ante el juez de la corte Alexandre de Moraes. No obstante, según un cable de Télam, las probabilidades de revocar el juicio político son lejanas, sobre todo porque Moraes es amigo de Temer, fue su ministro de Justicia y él lo propuso en la corte para reemplazar al fallecido magistrado Teori Zavascki, quien murió en enero al caer la avioneta en la cual viajaba.