El grupo terrorista del «Estado Islámico» aseguró que fue el responsable del ataque realizado el viernes a un bus que transportaba a las víctimas a un monasterio.

El grupo terrorista del «Estado Islámico» reivindicó este sábado el ataque perpetrado la víspera contra cristianos coptos que dejó 29 muertos en Egipto, entre ellos numerosos niños. «Un destacamento de seguridad del EI perpetró un ataque ayer en Minia contra un autobús que trasladaba a coptos», declaró el grupo yihadista.

El último balance del ataque es de 29 muertos, según la oficina del primer ministro Sherif Ismail.

El ataque tuvo lugar cerca de la ciudad de Menia, donde hombres armados detuvieron el bus en el que viajaba un grupo de cristianos coptos y dispararon contra los pasajeros, que se dirigían a un monasterio de la provincia.

En reacción al ataque, aviones egipcios bombardearon horas después campamentos de entrenamiento de yihadistas en Libia, de donde se sospecha que procedían los atacantes.

Fuente