A través de sus medios estatales Corea del Norte ha responsabilizado a Seúl de la última escalada de tensiones en la Península.

Este sábado 27 de mayo los medios norcoreanos han afirmado que un avión militar no tripulado surcoreano violó su espacio aéreo esta semana, informa Yonhap. La agencia KCNA ha reportado que el dron de reconocimiento Heron voló cuatro veces sobre la frontera occidental norcoreana el viernes 26 de mayo.

La agencia ha destacado que se trata de una «grave provocación militar», que coincidió con el envío de cuatro aviones espías Global Hawk y más de 100 militares a la base aérea de Yokoda, en Japón, desde la base estadounidense en Guam con el pretexto de evitar los efectos de un tifón. Pionyang también ha responsabilizado a Seúl por la escalada de tensiones y ha advertido que dará «una respuesta de represalia sin piedad«.

En los últimos meses, la península coreana vive una escalada de tensión debido a la persistencia de Pionyang en seguir adelante con su programa nuclear y a sus reiterados lanzamientos de misiles balísticos.

La situación de la región empeoró aún más tras las maniobras militares a gran escala realizadas conjuntamente por EE.UU. y Corea del Sur, en respuesta a la cuales Corea del Norte declaró que no tenía miedo a una guerra contra Washington, de la que no dudaba que saldría victoriosa, al mismo tiempo que amenazaba con lanzar «un ataque por sorpresa y preventivo».

Etiquetas: ; ; ;