El periodista Alejandro Plyuschev en su portal web ha compartido un vídeo donde un hombre comenta la impunidad de los refugiados, de la impotencia de los alemanes y acusa a las autoridades de Alemania de tal debilidad.

Según el periodista, el material le fue enviado por un amigo de Alemania. Este vídeo ha sido difundido en vísperas de las elecciones en al parlamento local. No publicándolo en Facebook o Youtube para evitar así ser bloqueado. Esto ocurrió el día de reflexión.

En el vídeo, el refugiado de manera agresiva se dirige al espectador en alemán. Enumerando los numerosos incidentes donde están implicados los inmigrantes, por qué los culpables no son castigados. Él declara que existe una invulnerabilidad ante la legislación alemana.

«La policía nada puede hacer. Llegará, firmará el acta, pero todos nosotros no tenemos el mismo dinero. ¿Qué castigo vamos a recibir? ?Enviarnos a casa? No nos llevarán. No sabéis, de dónde venimos», — habla el refugiado.

Él se jacta que recibe cada mes 328 euros. Si «es bueno el negocio, hay que exprimirlo». Y así él no quiere irse.

El hombre afirma que puede hacer todo lo que sea necesario: «pegamos a sus mujeres, empujamos, escupimos». Según sus palabras, en caso de deportación él puede pasar la frontera y simplemente volver atrás, y nadie lo reconoce por las huellas dactilares. Y ni los políticos, ni los órganos de seguridad, ni los ciudadanos regulares pueden cambiar la situación que se ha formado con los refugiados. Las personas se quejan, y los políticos solamente «agitan y agitan», pero nada hacen, porque ellos «no tienen huevos».

«Nosotros nos cagamos en sus leyes. Nosotros nos cagamos en su cultura. Nosotros nos cagamos en su mentalidad. Nosotros nos cagamos en su policía» — declara el inmigrante.

Plyuschev ha anotado que el vídeo ha impresionado a muchos. Algunos después de su presentación han declarado la intención de votar por AFD, partido de ultraderecha. La difusión más grande del vídeo ha sido entre los representantes de la diáspora rusa, los alemanes y los turcos, ellos han prestado bastante atención.

La crisis migratoria en Europa ha golpeado posiblemente a Alemania. La dirección alemana trataba de atraer mano de obra barata de los países de Oriente Próximo, sin embargo el flujo de los inmigrantes ha sido demasiado grande, las autoridades alemanas no esperaban esto.

Encontrándose en una situación difícil, ahora la dirección superior de Alemania trata de endosar la responsabilidad sobre otros países de la Unión Europea. En cambio el distrito de Baviera siempre ha estado criticando la política migratoria de las autoridades.