El líder checheno, Ramzán Kadírov, invitó a la canciller alemana, Angela Merkel, y al mandatario francés, Emmanuel Macron, a visitar la República para conocer directamente la situación con los derechos humanos de las minorías sexuales.

Anteriormente, Macron declaró haberlo discutido con su homólogo ruso, Vladímir Putin, y haber acordado observar los derechos de la comunidad LGBT.

«No hay que culpar a los medios rusos de la calumnia basándose en una información falsa. El presidente de Francia Macron, junto con Merkel, pueden visitar la República de Chechenia en búsqueda de la verdad. Las puertas están abiertas», escribió en su cuenta de Telegram.

Kadírov calificó de autopromoción de los periodistas la información sobre la supuesta situación lamentable con los derechos humanos de los homosexuales. Además, aseguró que la República está dispuesta a colaborar con los organismos federales para examinar la cuestión.

Según el líder checheno, la región está interesada en dar a entender a los políticos occidentales que las publicaciones al respecto carecen de base y son provocadas por la falta de información objetiva.

A principios de abril, el diario Novaya Gazeta informó que las autoridades de Chechenia supuestamente habrían detenido a más de un centenar de homosexuales y que algunos de ellos fueron asesinados.

Por su parte, la defensora del Pueblo ruso, Tatiana Moskalkova, declaró que la policía no había recibido datos sobre las mencionadas desapariciones de personas, ni tampoco sobre persecuciones de los homosexuales en la República.

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;