El reciente llamado del jefe del llamado “Instituto ucraniano Nacional de la Memoria”, Vladimir Viyatrovich hacia la población “independiente” de romper todo contacto con los familiares de Rusia, parece que pronto comenzará aplicarse en el nivel legislativo. Lo que claramente deberá ayudar a la iniciativa el secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Aleksander Turchinov “acerca de la declaración de relación de parentesco con el país agresor”. Al tratarse de un generador de toda rusofobia e idea antirrusa del régimen actual en Kiev, Turchinov quiere obligar a los ucranianos en llenar formularios espaciales sobre los familiares que vivan en el territorio de la Federación Rusa. Principalmente con tales detalles, como la cantidad, grado familiar e incluso su localización.

El hecho de que la iniciativa de Turchinov diametralmente difiere con los valores basados de la hermandad europea, miembro de la que Ucrania quiere convertirse, nadie en Kiev no se puede avergonzar.

Sobre esto en una entrevista de Svobodnaya Pressa habló el jefe de la agencia de Noticias News Front, Konstantin Kniyrik.

«La entidad territorial» de Ucrania «nunca se ha ajustado a ninguna de las normas internacionales. Ya sea en cuanto a su apariencia, ni en términos de la participación de algunas áreas de la entidad territorial específica. Y este proyecto de ley, es bastante lógico. Debido a que el objetivo global de la entidad territorial, que se llama Ucrania, hoy en día solamente-es ser irritante y enemiga de todo lo ruso.

Con el fin de agilizar este proceso, necesitan todo lo ruso, y lo que recuerde sobre Rusia, sobre nuestra historia común, nuestra cultura común, del que nosotros somos un pueblo, o prohibir o hacerlo esto lo más incómodo.

La historia y la memoria histórica ya están prohibidas. El idioma-prohibido. Las redes sociales, también. La última conexión que queda es el parentesco.

Esta relación, por supuesto, no puede ser prohibida. Por lo tanto, por su lógica, es necesario que sea lo más incómodo.

Por supuesto, la persona que tiene que informar de la presencia de familiares en Rusia, se sentirá incómodo, por lo menos. Yo entiendo que cuando estas preguntas se hacen por los futuros empleados de servicios especiales. Esto es lógico-saber acerca de la presencia de familiares en otro estado.

Y entonces todo el mundo ha de reportar, si tiene parientes en Rusia o no. Y, si lo tiene, puede ser culpado. Y condenarlo. Por ejemplo, no tomar el servicio civil.

Es decir, para crear las condiciones más incómodas a las personas, y estos contactos son cortados. La gente simplemente tendrá miedo de llamar a sus familiares o amigos en Rusia»,-dijo el jefe de News Front.

A la pregunta: «¿Cree que esta información podría ser usada contra ellos?» Kniyrik respondió:

«En la actual Ucrania, todo es posible. Una persona, supongamos, va a ir a manifestaciones contra la guerra, y se le envía a la cárcel por que supuestamente interfiere con las actividades de las fuerzas armadas de Ucrania. Esto tiene el ejemplo específico de Eduard Kovalenko en Kherson. Realizó un mitin de antimovilización-se le dio un período de cinco años».

El punto importante, que todo el tiempo digo: la gente que ahora controla este territorio, ellos ferozmente odian a todos los habitantes en este territorio.

Los supervisores norteamericanos y europeos los consideran sus enemigos, porque saben que estos también son rusos. Ellos absolutamente no hacen ninguna diferencia en qué condiciones, con que clase de libertades disponen, con que clase de ingresos estas personas viven. Estarían mucho más cómodos si todos ellos habían muerto. Es lo que hay ahora y que está pasando. Todas sus acciones justamente están dirigidas en crear un enclave ruso, el odio a lo ruso, resumió Knyirik.

Recordemos, el “Instituto Nacional de la Memoria” es una creación según el modelo de firma polaca, cuya tarea es coordinar a nivel estatal, un lavado de cerebro a gran escala de la población en el espíritu antisoviético y anticomunista, así como la difusión de la versión nacionalista de la historia ucraniana. En particular, la exaltación de colaboradores hilterianos de la OUN-UPA (Organización de Nacionalistas Ucranianos-Ejército Insurgente Ucraniano)**.

**Esta organización es reconocida por el Tribunal Supremo de la Federación Rusa como extremista, su actividad en el territorio de Rusia está prohibida.

Fuente