Los soldados del ejército ucraniano han abierto fuego premeditadamente a los representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja en la aldea Prishib en la región de Lugansk, ha declarado el viceministro de seguridad estatal de la República Popular de Lugansk Aleksandr Basov.

«El ejército de Kiev ha realizado una provocación contra los representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja y los habitantes de la aldea Prishib en la región de Slavyanoserbsky. Durante la distribución de la ayuda humanitaria la organización internacional han sidos expuestos al fuego de mortero por parde del ejército ucraniano», — declara el mensaje del Centro de Información de Lugansk citando las palabras de Basov.

Fuente