Polonia, en el poblado Hvaschino, cerca de Gdansk un grupo de polacos borrachos ha irrumpido en una casa de trabajadores ucranianos y con gritos de: «Polonia para los polacos», «Salgan para Ucrania», han agredido a los habitantes de la casa. Sobre esto informa Gazeta Wyborcza.

El grupo de borrachos ha llegado de una despedida de soltero organizada en la casa vecina. Según uno de los trabajadores, los polacos lanzaron también contra ellos piedras y botellas.

Cuando han llamado al propietario de la compañía Lilan, Ireneushu Nadolsky, para la cual trabajan, aquel ha llegado inmediatamente al lugar pero sin embargo ha sufrido también los ataques de éstos.

«Él fue atacado por un grupo formado por algunas decenas de personas.En las manos tenían botellas rotas, palos de hierro y palos de béisbol. Algunos ucranianos que se acercaron para socorren también fueron agredidos. Cuando consiguieron que se marcharan desde un lado de las casas han volado de nuevo piedras y botellas», — escribe la edición.

«La policía, llegó al lugar, no se entrometió y estaba simplemente a un lado esperando refuerzos», — anota la edición. Como resultado, la mitad de los agresores se han escapado.

La policía ha detenido a 7 hombres de edad comprendida entre los 23 y los 28 años. Todos estaban bajo embriaguez alcohólica, y uno de ellos portaba cocaína. Se aplicará vigilancia en un radio de un kilómetro a las casas de las víctimas y los agresores no podrán acercarse a ellos en 100 metros.

Según uno de los trabajadores, Yury Dzvoniya de 26 años de Ternopol, él llevó a su hija y su mujer a Polonia y ahora teme por su seguridad.

Fuente