En el vídeo se recoge el ataque por parte de los terroristas al casino del complejo balneario en la capital de Filipinas, Manila.

Se aprecia como los visitantes del establecimiento que estaban en las máquinas tragaperras se levantan por el ruido que se ha generado después de la aparición de los terroristas.

Como se comunicaba antes, como resultado del ataque han fallecido 36 personas.

El incidente comenzó cerca de la medianoche en Filipinas, cuando un hombre enmascarado irrumpió a disparos en la zona de casino del Resorts World Manila, en las cercanías del aeropuerto, e incendió esas instalaciones. Tras cerca de siete horas de incertidumbre y pánico, la Policía anunciaba el suicidio del atacante. En el interior del complejo los agentes encontraron los cuerpos de decenas de personas, asfixiadas por el humo. Otras 54 habían quedado heridas en la estampida por abandonar la zona de peligro.

El asaltante -un hombre con bigote, de aproximadamente 1,80 de altura y apariencia caucásica, según la Policía- había desaparecido entre el caos y el humo en el casino. Algunos le vieron dirigirse hacia la zona de hotel, en las plantas superiores del complejo. Su cuerpo se encontró, según la Policía, en una de las habitaciones. “Se tumbó en la cama, se cubrió con una manta gruesa, parece que vertió gasolina sobre ella y se prendió fuego”, ha declarado el jefe de la Policía filipina, Ronald de la Rosa. La policía ha hecho hincapié en que el atacante no disparó contra ninguna persona, solo objetos inanimados.

Fuente