Ayer dejó de funcionar Telegram. No he dado mayor importancia a esto, ya que no lo uso activamente. Pero resulta que el corte fue en todo el mundo, para luego los periódicos dar eco de este hecho activamente.

Probablemente, la desconexión durante un tiempo de la mensajería instantanea ha salvado algunas vidas.

Los servicios especiales han aclarado que un antiguo ciudadano francés, Rashid Kassim de 29 años se encuentra en territorio subordinado al Estado Islámico. Él coordinaba las acciones de los yihadistas que participaron en tres actos terroristas en Francia.

Sabe bien que Pablo Durov se niega a cooperar con los servicios especiales.

«Todavía ni un gobierno o servicio especial en el mundo no ha recibido información de nosotros. Será así siempre», — ha declarado a Telegram.

Según mi parecer, tal declaración da garantias a los terroristas para cometer actos.

Los servicios especiales cuentan que tal posición será prolongada eternamente. Nuestras autoridades siempre intentan espiar a las personas honestas en vez de mirar a dónde residen los terroristas. El proyecto de ley sobre la información, las tecnologías de la información y de la defensa de la información, prohibe el anonimato en la mensajería instantanea y se obliga a la identificación del usuario por el operador de telefonía, a lo cual han llamado ya como ataque a la libertad.

Como siempre, se igualan las conquistas democráticas y las normas elementales de seguridad. No dudo que si en Europa últimamente no hubiera regularmente actos terroristas con decenas de víctimas, a Rusia la hubieran acusado ya de violar los derechos humanos en relación a esto por el proyecto de ley.

Pero hoy para Occidente se presentaba algo más terrible. Por eso sobre el proyecto de ley ruso que prohíbe al anonimato en la mensajería instantanea no ha habido gritos indignados en contra. Más bien, al contrario.

El Director general de la Administración central exploración interior de Francia Patrick Kalvar afirma que Telegram es una simple plataforma para la comunicación de los terroristas por todo el mundo. El deseo de los franceses de inclinar a Pável Dúrov a la cooperación es explicable. Telegram, gracias a la obstinación del propietario, se convertía en el principal medio de comunicación del Estado Islámico. A través de éste son reclutados nuevos terroristas y se coordinan acciones terroristas en los diferentes países del mundo.

En el congreso Mundial antiterrorista celebrado en Londres, han manifestado que los mayores proveedores de Internet a nivel mundial ayudan a los servicios especiales y siguen escrupulosamente cualquier contenido extremista.

«Pero hay los que no desean cooperar con nosotros. Por ejemplo, Telegram, el cual crea para nosotros grandes problemas», — fue declarado por un funcionario de policía.

Aunque Pável Dúrov con su mensajería contribuye a la lucha anti terrorista a un nivel mínimo a diferencia de Facebook, Twitter y otras compañías, ha dicho él.

Rusia, la cual aspira a resguardarse bien de los terroristas no está solitaria, por suerte. El gobierno de Gran Bretaña va a publicar la decisión que obligará a las plataformas de mensajería instantanea como Telegram y WhatsApp a hacer una brecha en la cifración de la correspondencia electrónica. Daily Mirror ha publicado la firmeza del documento: las compañías serán obligadas «a dar la posibilidad de abrir, donde sea necesario, el contenido de la correspondencia de forma legible, también quitar la defensa electrónica o permitir a la persona competente hacerlo».

El contratista profesional Rashid Kassim profesional se hacía conocido al público a finales de julio del año pasado habiendo aparecido en un vídeo del Estado Islámico ensalzando el acto terrorista de Nizza durante el Día de la toma de la Bastilla. Recordaré, el camión arrolló a 86 personas.

Él tenía el enlace con los mensajes de Telegram. Y no procedió a revelar la informacion.

Pável Dúrov una vez dijo que no siente culpa porque los terroristas usen Telegram antes de matar a las personas. Y pienso, así siente todo. Aunque para ello encuentre un montón de justificaciones.