Mientras muchos en Venezuela -opositores y oficialistas-insisten en el diálogo como única vía a la paz, el diputado derechista Julio Borges continúa recorriendo el mundo para conseguir una intervención extranjera en el conflicto venezolano.

La víspera, Borges, legislador por el partido Primero Justicia y presidente de la Asamblea Nacional, se reunió en Bruselas con el líder del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, para ‘denunciar’ la crisis institucional que vive su país, y para deslegitimar la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente hecha por el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

En su intervención ante el Parlamento Europeo, Borges, con absoluto desprecio a la soberanía de su propia Patria, sugirió la posibilidad de que se consideren sanciones contra el gobierno bolivariano por supuestas ‘violaciones a los derechos humanos’, según denunció aquí el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello.

El diputado opositor también pidió a sus colegas europeos crear una comisión de países que pueda llevar una agenda ‘diplomática y democrática’ de acompañamiento en Venezuela, y que otra delegación pueda visitar Venezuela a levantar un informe sobre la situación.

Tales peticiones provocaron el inmediato rechazo de la cancillería venezolana, cuya titular, Delcy Rodríguez, afirmó en un mensaje difundido a través de Twitter que Borges, ‘traspasó todos los límites imaginables de la inmoralidad y entrega, al pedir sanciones al Parlamento Europeo contra Venezuela’.

REACCIÓN ADVERSA EN EL PARLAMENTO EUROPEO

Como reza el viejo refrán, Borges fue al Parlamento Europeo ‘por lana, y volvió trasquilado’, ya que no contó con la reacción del eurodiputado español Javier Couso, quien en breves pero contundentes palabras, desmontó los ‘argumentos’ del opositor ultraderechista venezolano.

En opinión de Couso, de Izquierda Unida, en Venezuela existe una curiosa dictadura ‘donde se puede salir y entrar (del país) para criticar al gobierno. Yo me acuerdo de los franquistas -explicó-, nací cuando estaba el franquismo y cuando venían los opositores se les encarcelaba, se les torturaba y se les fusilaba, a decenas de miles’.

‘Curiosa dictadura (en Venezuela) que ha tenido 20 elecciones, dos perdidas por el gobierno; curiosa dictadura donde hay más de 100 partidos legales, curiosa dictadura donde hay medios de comunicación que critican al gobierno, curiosa dictadura donde un poder como el Consejo Nacional Electoral (CNE), la oposición celebra ahí sus primarias’, ironizó el eurodiputado, de acuerdo con los reportes difundidos en esta capital.

Según Couso, desde el 2002 lo que se nota en la nación suramericana es un intento de cambio de gobierno por la fuerza. ‘Gravísimo llamado al desconocimiento y derrocamiento, lo que conlleva a, de hecho, un llamado a la violencia a sus seguidores’, enfatizó.

Presentando pruebas documentales, Couso aseguró sentirse ‘entristecido profundamente que este señor (Borges) porque no condena la quema de transportes, el uso de menores en las calles, la quema de camiones de alimentos, o el linchamiento con quema de gentes por parecer chavistas (oficialistas)’.

También cuestionó la manipulación que hace la ultraderecha opositora con los más de 60 muertos a consecuencia de las acciones violentas emprendidas desde los primeros días de abril pasado.

‘Las cifras son curiosas, según quien las cuente. 62 muertos, (de ellos) seis casos, presuntos responsables fueron agentes de seguridad. 23 funcionarios detenidos o solicitados por la justicia.14 personas, en los saqueos promovidos por los sectores de la oposición, ocho intentando pasar barricadas, tres por disparos de bandas criminales, 15 transitaban cerca de alguna manifestación, pero no participaban, y por lo menos 27 simpatizantes del chavismo, de los que no se habla’.

A su vez, emplazó a Borges por el desconocimiento expreso y la negación que hace de los cinco millones 622 mil seguidores del Partido Socialista Unidos de Venezuela, a la hora de hablar a nombre del pueblo venezolano.

‘Venían pidiendo elecciones, y ya hay ruta electoral; tienen una Constituyente, que Lilian Tintori y (Freddy) Guevara pedían a gritos, que la oposición no la refutó cuando podía ante el CNE, que no es sectorial -miente- porque es también territorial, 364 (delegados) como marca la Constitución’, expresó el eurodiputado.

‘Peleen por esas elecciones, siéntense a dialogar y a resolver pacíficamente. No se lo digo yo, se lo dice la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y varios ex presidentes, se lo dice el Consejo de la Unión Europea, en su reunión de cancilleres del 15 de este mes, se lo dice el Papa.

O ¿qué es lo que buscan? ¿una guerra civil? ¿o una intervención extranjera?, preguntó Couso, apuntando con el dedo a Borges.

Por Miguel Fernández Martínez

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ; ;