En Londres, en el Congreso, dedicado a la lucha contra el terrorismo, el jefe del Europol (Policía Europea), el británico, Rob Wainwright se quejó de que el creador de la aplicación del telegrama Pavel Durov ha mostrado poca disposición a cooperar con los servicios de inteligencia, para disuadir de esta aplicación a los yihadistas, entre las que disfruta un éxito particular.

Telegram es popular entre los jóvenes yihadistas que se unen a la organización terrorista del “Estado Islámico” en Siria, y también es utilizado por uno de los más avanzadas ciber-terroristas británicos, escribe el Times.

Wainwright dijo que ahora los insurgentes prohibidos en Rusia y muchos otros países de la agrupación terrorista del “E.I.” están desarrollando su propia red social, que les permita llevar una comunicación y propaganda sin interferencias.

Según Wainwright, la creación de su propia red social es una respuesta a las presiones de los servicios de inteligencia de diferentes países, y las empresas de tecnología.

Sin embargo, como dijo en una entrevista el director de Europol Times, si «Facebook» y «Twitter» están cooperando activamente con los servicios de inteligencia, ayudando a prevenir la propaganda terrorista, telegrama dicha cooperación elude.

El fundador de Telegram de 32 años de edad, Pavel Durov ha declarado en repetidas ocasiones que su aplicación debe ser libre.

«No nos gusta la burocracia, el estado policial, el gran gobierno, la guerra, el socialismo y normativas excesivas», cita a Durov la edición.

«Nos gusta la libertad, un sistema judicial sólido, el pequeño gobierno, los mercados libres, la neutralidad y los derechos civiles”,-continua citando Times a Durov.

Después del ataque terrorista en París en el año 2015, cuando se hizo evidente que los atacantes utilizaban principalmente Telegram para su comunicación, la compañía cerró un par de charlas en la aplicación y dijo que prohibirá de forma activa el contenido extremista.

Fuente