Grupos de técnicos sirios y desminadores del Ejército hallaron hoy escondites y una fábrica artesanal de explosivos en el barrio de Al Vaer, en la ciudad de la provincia de Homs, de donde salieron recientemente los últimos extremistas armados.

En las labores de limpieza y desminado, se encontraron piezas arqueológicas robadas y un subterráneo donde encarcelaban y torturaban a detenidos, así como una fábrica de artefactos explosivos, indicaron las fuentes.

Los primeros detalles al respeto añaden de que también se encontró una planta artesanal para extraer petróleo y elaborar combustibles y diversos refugios cuya utilización aún no fue precisada.

Al Vaer era el último barrio en la zona occidental de Homs, 162 kilómetros al norte de la capital siria, donde los terroristas mantenían posiciones y tras un acuerdo largamente negociado, lo abandonaron a fines de mayo pasado.

Etiquetas: ; ; ;