Unas 135 ciudades estadounidenses serán escenario hoy de la Marcha por la Verdad, evento que busca exigir transparencia a la administración de Donald Trump tras el despido del exdirector del Buró Federal de Investigación (FBI) James Comey.

Los actos previstos en casi todos los estados del país, que contarán con el apoyo de congresistas, actores y grupos progresistas, pedirán una investigación independiente sobre los presuntos vínculos entre el equipo del mandatario y Rusia en las elecciones de 2016.

Según difundieron los organizadores de la iniciativa, también demandarán que el jefe de Estado publique sus declaraciones de impuestos, algo que hicieron sus predecesores en el cargo durante las últimas cuatro décadas.

De acuerdo con la declaración de agrupaciones como Indivisible, Libertad de Expresión para el Pueblo, Proyecto del Ayuntamiento, La Oposición y MoveOn, la decisión de Trump de despedir a Comey, unida a otros hechos, indica la necesidad de investigaciones urgentes y bien financiadas.

El mandatario destituyó al extitular del FBI el pasado 9 de mayo, bajo el argumento de que condujo de forma incorrecta una pesquisa sobre la ex candidata demócrata Hillary Clinton.

Sin embargo, medios, analistas, y diversos sectores políticos y sociales vieron esa medida como un intento de influir en la investigación sobre la supuesta complicidad de sus colaboradores con funcionarios rusos, una indagación en la cual Comey era la cara más visible.

‘El pueblo estadounidense no merece menos que una pesquisa inmediata, imparcial y completa sobre la interferencia en nuestras elecciones, manifestó Leah Greenberg, jefa de Estrategia del Proyecto Indivisible, quien agregó que están orgullosos de unirse a la marcha y exigir a los miembros del Congreso que hagan lo correcto.

Además de la exigencia de transparencia y de una investigación independiente sobre el tema, seguramente muchos manifestantes protestarán también este sábado por la decisión del jefe de la Casa Blanca de retirar a Estados Unidos del acuerdo de París sobre el cambio climático.

Luego de que Trump diera a conocer el jueves esa medida, recibió una lluvia de críticas dentro y fuera del país de grupos ambientalistas, políticos, líderes y organizaciones mundiales, autoridades estatales y locales, y pueblo en general.

En el caso de esta capital, las actividades de hoy se realizarán en la Explanada Nacional y tendrán entre sus oradores al representante demócrata Jamie Raskin, y a Terry O’Neill, presidenta de la Organización Nacional de Mujeres, la mayor organización feminista del país.

Además de Washington DC, se esperan marchas en ciudades como Atlanta, Austin, Boston, Chicago, Cincinnati, Nueva York, Miami, Milwaukee, Melbourne, Omaha, Pensacola, Filadelfia, Portland, Raleigh, Reno, Richmond, Sacramento, San Bernardino, San Francisco, Seattle, San Luis y Siracusa.