Dirigentes de diversas fuerzas opositoras opinan sobre el escándalo que impacta hoy en la sociedad dominicana: el proceso contra 14 funcionarios, legisladores y empresarios sobornados por Odebrecht.

El Movimiento Patria para Todos (MPT) afirmó que el pago de 92 millones de dólares en soborno a funcionarios por esa empresa para obtener la concesión de obras evidencia la magnitud de la corrupción de la clase política tradicional.

El sometimiento a la justicia de 14 personas entre dirigentes políticos, empresarios, legisladores de los principales partidos es una muestra de la inmoralidad que caracteriza el desempeño público, resaltó ese partido de izquierda.

El pueblo debe mantenerse vigilante ante el juicio llevado a cabo para denunciar cualquier componenda a fin de exonerar de culpa a los corruptos a los cuales hay que confiscarles los bienes que robaron al pueblo, indicó Fulgencio Severino.

El presidente del MPT dijo que aunque no están todos los que son, el grupo es suficiente para decir que un país cuyas fuerzas políticas están integradas por ese tipo de políticos, no podrá alcanzar jamás el grado de desarrollo al que aspira.

Severino manifestó que el presidente Danilo Medina y los expresidentes Hipólito Mejía y Leonel Fernández, como jefes de la administración pública, tienen que dar cuenta al país por la firma de los contratos de la Odebrecht’, expuso.

Aseguró que el progreso del país y el bienestar de sus habitantes no será posible hasta tanto se erradique la corrupción de parte de los funcionarios pues se pierden millones de dólares cada año producto de esos turbios manejos.

También consideró que ‘el sometimiento judicial de algunos personajes es producto de la presión social e internacional y nos dice cuál es el camino que debe seguir la sociedad en el futuro inmediato’.

En tanto Minou Tavárez Mirabal, presidenta de Opción Democrática, se preguntó: ‘¿Cuándo se había visto en el país a cinco miembros del Comité Central del partido de gobierno, entre ellos un ministro, siendo imputados y conducidos a prisión?’.

A su juicio, esto es un hito, resultado de las presiones sociales a través del movimiento de la Marcha Verde, que ‘ha puesto en el centro del debate nacional el fin de la impunidad’.

‘Ese acontecimiento con todo y sus visos de espectáculo, independientemente de las aristas y cuestionamientos que podamos tener, no lo habíamos visto nunca y convenimos que es un paso de avance la demanda firme del pueblo de ponerle fin a la impunidad.

Aseguró que la oposición, además de estar apoyando el reclamo de los dominicanos que se castigue a los corruptos, debe seguir ‘coordinando acciones para evitar que el desastre electoral del 2016 vuelva a repetirse’.

Llamó a no dormirse en demandar que el Consejo Nacional de la Magistratura designe un Tribunal Superior Electoral (TSE) que deje de ser un comité de base del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Demandamos que el TSE actúe apegado a las leyes y que la aprobación de la reforma a la ley electoral y de la ley de partidos políticos sirvan para garantizar la construcción del Estado de Derecho y de la democracia en nuestro país, puntualizó.