La coalición internacional encabezada por EEUU volvió a atacar las posiciones del Ejército sirio, según el informe oficial.

Según el Pentágono, el objetivo ha sido un grupo de 60 militares sirios, que disponía de artillería y sistemas de defensa antiaérea, y «representaba una amenaza» para las fuerzas de la coalición.

El incidente tuvo lugar dentro de zona de seguridad cerca de la ciudad siria de At Tanf.

Fuente