La mayoría oficialista del Congreso de Ecuador planteó al Ejecutivo, liderado por el presidente Lenín Moreno, la expulsión “definitiva e inmediata” de la constructora Odebrecht por la corrupción.

La mayoría oficialista del Congreso de Ecuador planteó al Ejecutivo, liderado por el presidente Lenín Moreno, la expulsión “definitiva e inmediata” de la constructora Odebrecht por la corrupción realizada en el país, en la que se encuentran involucrados diversos funcionarios beneficiados con inmunidad.

“Exigimos la expulsión definitiva e inmediata del país de esta empresa corrupta y corruptora, de sus directivos y de sus representantes”, declaró a la prensa el presidente de la Asamblea Nacional, José Serrano, citado por agencias.

Los bloques de Alianza País expresaron su “condena pública al accionar de Odebrecht y a sus prácticas ilícitas transnacionales de entrega de sobornos alrededor del mundo”.

El expresidente Rafael Correa había expulsado en 2008 a la empresa brasileña por incumplir con la construcción de una hidroeléctrica.