Una amplia mayoría de franceses aboga por el restablecimiento de la policía de proximidad para mejorar la seguridad a nivel local y en los barrios, de acuerdo con un sondeo Fiducial/Odoxa publicado hoy.

Según el estudio, el 84 por ciento de los ciudadanos está de acuerdo con esa propuesta, lo que incluye una mayoría de personas de todas las tendencias políticas: el 95 por ciento de los seguidores del presidente centrista Emmanuel Macron, el 84 por ciento de los simpatizantes de derecha, el 85 por ciento de los seguidores de la izquierda, y el 75 por ciento de la ultraderecha.

Además de su contribución a enfrentar la amenaza terrorista, el 60 por ciento de los interrogados espera que la policía de proximidad ayude a resolver problemas de inseguridad cotidiana, como la delincuencia en la vía pública (robos, insultos) y los ataques a bienes y personas.

El restablecimiento de ese cuerpo de agentes fue una de las principales propuesta del presidente Emmanuel Macron durante la campaña electoral, así como de otros candidatos como el izquierdista Jean-Luc Melenchon y el socialista Benoit Hamon.

Basada en los pilares de la prevención, la proximidad con la gente y la cooperación con las autoridades locales, la policía de proximidad fue instaurada en 1998 por el entonces primer ministro socialista Lionel Jospin.

Poco después, fue eliminada en 2003 por el conservador Nicolás Sarkozy, durante su periodo de ministro del Interior.

Etiquetas: ; ;