La República Popular Democrática de Corea (RDPC) exhortó hoy a Corea del Sur a respetar y ejecutar las declaraciones conjuntas adoptadas por ambos gobiernos con el objetivo de preservar la paz y la estabilidad regional.

El remedio principal para eliminar la causa de la ruptura de relaciones Norte-Sur reside en respetar y ejecutar la Declaración Conjunta del 15 de Junio y la Declaración del 4 de Octubre, se recordó en un artículo publicado por el diario Rodong Sinmun, en referencia a los acuerdos de 2000 y 2007 que fijaron como línea de trabajo establecer un ‘régimen de paz permanente’.

En el texto del citado medio se señala además que estos documentos devienen el programa común para la reunificación, el cual se debe mantener invariable en función del continuo desarrollo de las relaciones intercoreanas.