El Ministerio de Asuntos Exteriores de Qatar lamentó ayer lunes la decisión “injustificada” de cuatro naciones árabes (Arabia Saudita, Bahréin, Egipto y los Emiratos Árabes Unidos), de romper las relaciones diplomáticas con Doha.

“Doha lamenta la decisión de Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin de romper las relaciones y considera esa medida injustificada y basada en afirmaciones infundadas”, informa el Ministerio por medio de un comunicado.

“Esas medidas no afectarán la vida de la gente común y de los residentes del emirato”, añadió la cartera de Asuntos Exteriores Qatarí.

En la previa Arabia Saudita, Bahréin, Egipto y los Emiratos Árabes Unidos acusaron a Catar de “apoyar el terrorismo” y desestabilizar la situación en Oriente Medio, por lo cual anunciaron la ruptura de las relaciones diplomáticas, así como la suspensión de las comunicaciones terrestres, marítimas y aéreas.

Posteriormente Libia, Yemen y Maldivas se unieron a estos países.

La aerolínea bandera de los Emiratos Árabes Unidos, Etihad Airways, indicó que suspende los vuelos a Doha a partir de este martes.

También anunciaron la expulsión de Qatar de la coalición árabe que desde marzo de 2015 interviene en el conflicto de Yemen.