Los Estados Unidos sabían que Qatar y Arabia Saudí prestaban apoyo financiero y material a los terroristas del Estado Islámico.

Esto se obtiene de una de las cartas de la ex secretaria de Estado de los EEUU Hillary Clinton publicada por el portal web WikiLeaks

En la carta intitulada «las fuentes, datos de reconocimientos occidentales, datos de reconocimiento de los EEUU y fuentes en la región», que Clinton envió al consejero del presidente John Podesta en agosto de 2014 anotaba que «armada la maquinaria debidamente y, trabajando con los consejeros de los EEUU, los grupos kurdos peshmergas pueden atacar al Estado Islámico por medio de un ataque coordinado, apoyado desde el aire».

Clinton invitaba de nuevo a examinar también la posibilidad de conceder al Ejército Libre Sirio y a otras agrupaciones de la oposición el equipo técnico que les permitiera vencer al debilitado Estado Islámico para luego atacar al gobierno sirio.

El ex secretario de Estado escribía que «a pesar de que esta operación semimilitar avance, tenemos que usar nuestros activos diplomáticos para presionar a los gobiernos del Qatar y Arabia Saudí, los cuales prestan apoyo clandestino financiero y material al Estado Islámico y otras agrupaciones radicales suníes en la región».

El lunes Egipto, Arabia Saudí, Bahrein y Emiratos Árabes Unidos han declarado la ruptura de las relaciones diplomáticas con Qatar, habiendo acusado a Al-Doha de apoyar a las organizaciones terroristas y a la destabilización de la situación en Oriente Próximo. Posteriormente el paso análogo fue emprendido por las autoridades orientales de Libia, Yemen, también las Maldivas y Mauricio.

Fuente