El presidente de Rusia, Vladímir Putin, contó al cineasta estadounidense, Oliver Stone, qué haría si se encontrara con un gay en la ducha en un submarino.

Durante la entrevista con el mandatario ruso, Stone abordó el tema de la ley rusa que prohíbe la promoción de la homosexualidad. El director preguntó a Putin si la considera discriminatoria.
«De hecho, no hay ningún hostigamiento», contestó el líder ruso, citado por Bloomberg.

Después, Oliver hizo otra pregunta: ¿qué haría Putin si se encontrara en un submarino en alta mar y se viera obligado a tomar una ducha con un gay?

«Preferiría no compartir ducha con él. ¿Para qué provocarle? Ya sabe que soy maestro de judo», bromeó Putin.

La entrevista completa se mostrará a la cadena de televisión estadounidense Showtime 12-15 de junio.

Fuente