Durante la mañana del 7 de junio el ejército ucraniano ha abierto fuego contra Kirovsk en la República Popular de Lugansk con artillería pesada.

Durante el bombardeo han usado proyectiles de 122-mm lanzados por cañones D-30 que ha ocasionado grandes destrucciones en la ciudad.

«Hasta habéis superado a los fascistas, ellos no hacían así. Los civiles por la noche duermen, y abrís fuego contra ellos», — se ha dirigido al ejército ucraniano un habitante de Kirovsk.