La líder del Partido Conservador Theresa May se mantendrá en su cargo de primera ministra de Reino Unido, tras batir al candidato laborista Jeremy Corbyn, según revelan los primeros conteos a pie de urna, tras la realización de las elecciones parlamentarias.

Los laboristas de Jeremy Corbyn lograron 266 escaños, mientras que los conservadores tienen 314. Para que un partido tenga mayoría debe alcanzar 362 puestos.

El Partido Nacionalista Escocés (SNP) obtuvo 34 asientos. En tercer lugar, el Partido Liberal Demócrata con 14.

Acorde con las estimaciones preliminares, May batió a Corbyn luego de que unas 47 millones de personas estuvieran llamadas a depositar su voto en los 40 mil colegios electorales habilitados a lo largo del país.

Los medios locales insistieron en que las elecciones anticipadas de ayer, convocadas por la propia May, pese a la victoria de su partido, califican como un revés político, ya que al no poder ganar la mayoría absoluta se verá obligada a pactar para formar gobierno, o negociar acuerdos puntuales.

Dicho nivel de paridad era lo contrario a lo que ella buscaba con el llamado a elecciones, ya que buscaba la mayor cantidad de escaños en el Parlamento.