La guerra en Donbass ha encontrado un nuevo punto de confrontación: la localidad de Jelobok, en la región de Lugansk. Según los representantes de la RPL, las tropas ucranianas trataron de capturarlo en tres ocasiones el 7 de junio. Actualmente, Jelobok sigue bajo control de la RPL. Al mismo tiempo, a lo largo de la mañana se evacuó a los niños de varias localidades cercanas.

La parte ucraniana niega el ataque de hoy [del 7 de junio], pero informa de que, desde las seis de la mañana del 7 de junio, se utiliza artillería pesada de 152mm y mortero de 82 y 120mm -prohibido por los acuerdos de Minsk- en la zona cercana a la localidad de Frunze (cercana a Jelobok).

Según el centro de prensa de ATO, la parte ucraniana mantiene la línea del frente en la localidad de Krimskoye, pero desde el inicio del día un soldado ha muerto y siete han resultado heridos. Además, Ucrania informa de que se ha derribado uno de los drones que realizaban trabajo para ajustar el fuego de artillería.

Todos estos informes se refieren a un punto sensible para la República Popular de Lugansk, cercano a las localidades de Kirovsk, Stajanov y Debaltsevo, una nueva zona de confrontación en Donbass. La novedad está en que esta zona de enfrentamientos, aunque cercana a Debaltsevo, se encuentra bajo la responsabilidad de la RPL. Hasta ahora, las batallas más calientes de la guerra en Donbass -en el arco de Svetlodarsk, Avdeevka y la zona de Mariupol- estaban situadas en la zona de responsabilidad de la RPD.

“El enemigo ha lanzado un ataque sobre la localidad de Jelobok, mientras que al mismo tiempo bombardea zonas residenciales de localidades cercanas”, afirmó, en representación del comando militar de la RPL, el coronel Andrey Marochko a uno de los medios locales la mañana del 7 de junio. Al mismo tiempo comenzó a aparecer la información sobre la evacuación de los civiles de varias aldeas cercanas por parte del Ministerio de Defensa de la RPL. Se trata de las localidades de Donetskiy, Jelobok y Frunze en la zona controlada por la RPL y Krimskoye al otro lado de la línea del frente.

Zona de la RPL en la que se están produciendo los enfrentamientos
Jelobok, cuya existencia muchos han conocido hoy mismo, es un pequeño pueblo en los alrededores de la línea de separación. La localidad es muy pequeña: según el censo de 2001, había allí 154 residentes. Ahora son incluso menos. El pueblo contaba con un Consejo Rural que dependía de la más grande localidad de Novomoskovskoye, ahora bajo control del Ejército Ucraniano y que también sufrió a causa de la batalla del 7 de junio. Según el alcalde de ambos pueblos, la tarde del miércoles, la administración civil-militar preparaba la evacuación de los niños.

Al otro lado del saliente de Jelobok se encuentra la carretera Alexandrovka-Lisichansk-Lugansk, estratégica para para la RPL. Se la conoce como la “autopista de Bajmut” y ahí está el famoso puesto de control número 31 del Ejército Ucraniano, por el que se libraron fuertes y sangrientas batallas en enero de 2015.

Es probable que el lugar en el que se encontraba el puesto de control número 31 lleve alrededor de una semana bajo control [a fuego] del Ejército Ucraniano. La realidad es que las tropas ucranianas han avanzado considerablemente en la estepa entre las localidades de la zona y las colinas, cuyas capturas en ocasiones solo se conoce meses después de los hechos. De esta forma, los primeros pasos de este “salto de la rana” se produjeron en diciembre de 2016, pero no se revelaron a la prensa ucraniana hasta finales de enero de 2017.

Con la lucha alrededor de Bajmutka ha ocurrido algo fuera de lo normal. En primer lugar, el avance un 1,5km y la captura de varias colinas importantes ha sido revelada por voluntarios. Después, el 2 de junio, de repente, la información apareció en el perfil oficial de Facebook de la 93ª Brigada Mecanizada Separada del Ejército Ucraniano. En un mensaje titulado “Pasos”, se anunciaba la victoria de los “soldados de la 93ª Brigada Mecanizada Separada de Járkov para mejorar las posiciones tácticas, con un avance de 1,5km en la zona gris en el área de Bajmutka”.

“La captura de colinas dominantes permiten un mejor control del enemigo en posiciones favorables para la defensa”, afirmaba el mensaje, escrito, probablemente, por la oficina de prensa en consultas con el comandante.

Además, la 93ª Brigada informó de que había preparado la operación durante meses con “duro trabajo de inteligencia” y no había sufrido víctimas, pese a la artillería del enemigo al final de la operación. Ya que, en enero de 2015, tanto Jelobok, como la carretera y Debaltsevo se encontraban bajo control ucraniano, los representantes de la 93ª Brigada no consideran que se trate de una infracción de los acuerdos de Minsk ni es necesario calificar de ofensiva esta operación.

Curiosamente, la información sobre la operación fue posteriormente refutada por el portavoz del Ministerio de Defensa, Andriy Lysenko, que afirmó, el mismo día, que el Ejército Ucraniano “no ha cruzado la línea de demarcación y no viola los acuerdos de Minsk” [falso en ambos casos]. La noticia sobre la operación rápidamente desapareció del perfil de Facebook de la 93ª Brigada.

Sin embargo, la Brigada se mantiene en las colinas a lo largo de la carretera. El pueblo de Jelobok queda así prácticamente rodeado por tres lados y las tropas ucranianas tienen la capacidad de controlar, a base de fuego, la carretera, lo que supone un potencial riesgo para las localidades de Stajanov y Debaltsevo [en la RPL y la RPD respectivamente]. Las posiciones de la RPL en la zona de Jelobok y Donetskiy son la última defensa de la ciudad de Stajanov.

A consecuencia de la captura de las alturas dominantes en la zona de Jelobok, el Ejército Ucraniano “ha cortado”, a fuego, dos de las posiciones de la RPL: la de la localidad de Donetskiy y la de Frunze, donde controla los alrededores. Esta situación se hará intolerable para la RPL.

Según las últimas informaciones, durante el intento de avanzar sobre la zona de la localidad de Jelobok, las tropas ucranianas perdieron hasta diez soldados. Así lo anunció la milicia de la RPL según cita Interfax.

“El resultado del intento de asalto, el Ejército Ucraniano sufrió bajas de hasta diez personas”, afirmó, según cita Interfax, Andriy Marochko, representante de la milicia popular de la RPL. Según Marochko, un soldado de la RPL y un civil resultaron heridos. La parte ucraniana, por su parte, afirmó que siete soldados ucranianos habían resultado heridos y uno había muerto en el curso de la batalla.

Artículo Original: Gazeta.ru

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;