Los grupos de zapadores sirios, entrenados por los especialistas rusos, neutraliza todo explosivo encontrado en Homs, la ciudad se sitúa al oeste de Siria y fue liberada al completo el mes pasado. Los zapadores descubren centenares de explosivos escondidos.

Los explosivos en Homs se encuentran literalmente por todas partes, minas terrestres camufladas con cualquier objeto, instrumentos del hogar que contienen explosivos, cualquier lugar puede contener una mina, granada o similar.

Por término medio, en dos horas de trabajo los zapadores encuentran entre 10 y 12 dispositivos explosivos improvisados, la mayoría no se pueden extraer del lugar donde están instalados.