Sin la mayoría en el Parlamento los conservadores negociarán debilitados.

El revés infligido a Theresa May en las elecciones británicas puede cambiar la situación de cara a las negociaciones del Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea) que la primera ministra abordará en posición de debilidad; si es que continúa en el cargo.

Al perder su mayoría absoluta en el Parlamento, May sembró incertidumbre sobre su capacidad para imponerse en las discusiones con Bruselas, que deberían empezar dentro de diez días.

El resultado podría llevar al Reino Unido a “adoptar un tono menos agresivo”, en particular sobre su reivindicación de un Brexit “duro” que implicaría la salida del mercado único, subraya el profesor Simon Hix de la Escuela de Economía de Londres, destacan agencias.

“El Brexit ‘duro’ se fue a la basura”, llegó a decir el exministro conservador de Finanzas George Osborne tras conocer los resultados.

En su lugar, “se encuentra con un crédito político muy dañado en el momento de emprender las negociaciones”, subrayó por su parte Keith Featherstone, especialista de política europea en la Escuela de Economía de Londres.

“El resultado no deja evidentemente dudas ni para (la canciller alemana) Angela Merkel ni para (el presidente francés) Emmanuel Macron, ni para nadie. Esto cambia la dinámica”, aseveró por su parte el politólogo Paul Kelly.

El problema para May es doble: en el plano internacional, su reputación ha sufrido un fuerte revés. “Ahora cuando presente sus exigencias” a los socios europeos, “estos podrán decir: ‘Muy bien, pero ya veremos’”, señala Kelly.

A la primera ministra le costará también imponer su autoridad en su país y corre el riesgo de depender más de los euroescépticos más conservadores.

“Ahora tendrá que solucionar primero los problemas dentro de su partido y algunos dirán que no hay que dar ni un solo penique a Bruselas”, agrega Kelly.

Preocupación en la UE

Mientras, voceros de la Unión Europea expresaron ayer su temor por un retraso, e incluso un fracaso, de las negociaciones del Brexit.

“No sabemos cuándo las negociaciones del Brexit comenzarán. Sabemos cuándo deben terminar. Hagan lo posible para evitar un ‘no acuerdo’ como resultado de una ‘no negociación’”, resumió en un tuit el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

“Este Gobierno guiará al país a través de las cruciales negociaciones del Brexit, que comienzan justo en 10 días”, respondió May, a quien Tusk le replicó: “No hay tiempo que perder”. “Nuestra responsabilidad ahora es garantizar el Brexit menos perturbador”.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;