Marton Diondioshi, el vicepresidente del Comité de Asuntos Internacionales del Parlamento de Hungría por el Movimiento por una Hungría Mejor «Jobbik» ha predicho la rápido descomposición de Ucrania debido a la renuncia de dar a las minorías nacionales su autonomía.

«Vemos que a cada minoría nacional en Ucrania le quitan el derecho básico de todo humano: el derecho de hablar la lengua materna. Es inaceptable», — ha dicho el político.

«La situación política en Ucrania después de los acontecimientos del Maidan ha dado un girod de 180 grados y va por el camino del extremismo e incluso del fascismo», — ha continuado el diputado.

«Hungría simplemente está obligada a proteger los derechos de más de 150 mil húngaros que viven en Transcarpatia. El estado ucraniano en su totalidad y el gobierno los priva de derechos», — ha concluido él.

 


Jobbik: El Movimiento por una Hungría Mejor es un partido político nacionalista y ultraderechista de Hungría, fundado en 2003. En las elecciones europeas de 2009 consiguió 3 escaños al Parlamento Europeo, situándose como la tercera fuerza más votada en Hungría durante dichos comicios. Se define a sí mismo como un partido radical, conservador, cristiano y patriota, cuyo objetivo es la defensa de los valores e intereses húngaros dentro de sus fronteras y de la extensa comunidad magiar que reside en los países cercanos, para los que pide la autodeterminación. Desde distintos ámbitos se ha definido a Jobbik como un movimiento fascista, neofascista, neonazi, extremista, racista, antisemita, anti-gitano y homófobo.